Voluntariado

Ser voluntario en Edificando Comunidad de Nazaret significa adquirir un compromiso estable con la organización y dedicar parte de tu tiempo y energía a colaborar desinteresadamente para contribuir a combatir la pobreza y la injusticia.

Nuestro voluntariado está formado por personas motivadas por la solidaridad, la cooperación al desarrollo y con ganas de cambiar el mundo, que nos comprometemos de manera estable. Compartimos la misión y los valores de Edificando y asumimos unas responsabilidades definidas.

Para nuestra Asociación el voluntariado es muy importante, es una forma concreta de vivir la solidaridad y por eso queremos dedicar nuestros esfuerzos  en impulsarlo cada día más.

Tenemos dos tipos de Voluntariado: Voluntariado local y Voluntariado de verano.

Voluntariado local
Este voluntariado está formado por dos grupos de personas bien diferenciados:

Voluntarios de Sede
Son las personas que trabajan con regularidad en la sede de Edificando sin recibir remuneración alguna. En la actualidad Edificando Comunidad de Nazaret cuenta con 14 voluntarias de sede que participan de forma regular y también con un grupo extra de personas que acuden esporádicamente para ayudar  en la organización de las  distintas actividades benéficas.

Voluntarios jóvenes
Son alumnos de los cursos 3º, 4º de la ESO así como de 1º y 2º de Bachillerato del colegio Nuestra Señora de las Maravillas, que colaboran activamente con nuestra organización en el desarrollo de las diferentes actividades benéficas que realizamos a lo largo del año. También colaboran en la animación y desarrollo de la campaña de Navidad , entrando en las clases para sensibilizar a sus compañeros y realizan ellos mismos algunas de las actividades de la campaña (recogida, clasificación y reparto de comida, material escolar… etc).

Voluntariado de verano
Desde hace muchos años este voluntariado solamente ha sido practicado por antiguos  alumnos mayores de edad que poseían la preparación necesaria para ir a estos lugares, debiendo sufragar ellos mismos la estancia y el viaje. Edificando en estos casos ha hecho de intermediario entre el voluntario y el Hno. de la Salle responsable del proyecto al que acude para colaborar en él.

En septiembre del 2009 se ha puesto en marcha una iniciativa para impulsar el voluntariado de verano para alumnos del colegio que cuando cumplan 18 años y que tras haber realizado durante dos años consecutivos un curso de formación, puedan acudir a un proyecto de verano de corta duración. En este proyecto también colaboran un grupo de adultos que acompañan en el proceso a estos jóvenes, éstos son educadores del Colegio. Tenemos la esperanza de que en el verano del 2011 culmine felizmente esta renovada experiencia y tenga continuidad en el tiempo. Edificando apuesta por ello.