Escuelitas de Bambú para niños emigrantes birmanos (Kanchanaburi, Sangklabury, Tailandia)



El proyecto consiste en sufragar los salarios de cinco profesoras que dan clases a niños emigrantes birmanos, que viven en una plantación situada a 2 km de la frontera entre Tailandia y  Birmania.

Hasta el año pasado estos niños, hijos de trabajadores de dicha plantación de bambú no recibían ninguna educación. Un grupo de señoras voluntarias decidieron dedicar parte de su  tiempo a dar alguna educación a unos 80 niños de esta zona, consiguiendo que una organización privada les construyera cinco clases de bambú de 9m2 cada clase. El Hno. Víctor que  trabaja con la comisión católica nacional de migraciones, visitó la escuela y viendo la situación de la misma sugirió a los Hermanos de las escuelas cristianas de Tailandia tomarla bajo su  dirección y responsabilidad. Los Hermanos han comenzado a responsabilizarse de esta escuelita desde el mes de septiembre del 2008, con la voluntad de transformar estas clases de  bambú en una escuela de ladrillos y cemento.